Volvo EX90: inicia producción del SUV eléctrico en EE.UU.

La fábrica de Volvo ubicada en las afueras de Charleston, Carolina del Sur, ha puesto en marcha la construcción del nuevo SUV eléctrico insignia de la marca: el Volvo EX90. Marca así un hito en su compromiso con la movilidad sostenible y la innovación tecnológica. Las primeras entregas a clientes están programadas para la segunda mitad de este año, mientras que se estima una producción anual de hasta 150.000 unidades.

El EX90, que estará presente en las calles este segundo semestre, amplía el portafolio de vehículos completamente eléctricos de Volvo. Pero también representa un cambio significativo para la compañía al ser el primer automóvil impulsado por tecnología de cómputo central. Esta innovación no solo promete una experiencia de conducción más segura, sino que también abre las puertas a una nueva era de seguridad automotriz.

“El Volvo EX90 completamente eléctrico marca el comienzo de una nueva era para Volvo Cars, una nueva era para la seguridad, la sostenibilidad y la tecnología centrada en las personas. El EX90 se fabrica con orgullo en Estados Unidos y refleja el compromiso a largo plazo de Volvo con el personal en Carolina del Sur y el mercado estadounidense en general”. Jim Rowan, director ejecutivo de Volvo.

 

 

 

 

 

 

 

Autonomía de hasta 600 km

El EX90 se basa en la tecnología VE de próxima generación, ofreciendo un alcance completamente eléctrico de hasta 600 km, según el ciclo de conducción WLTP. Este SUV se destaca por su seguridad pasiva y activa de próxima generación, así como por su diseño moderno y funcional que prioriza la eficiencia y la estética.

Gracias a su configuración de siete asientos, apunta a ser una alternativa perfecta para toda la familia, sobresaliendo por su espacio, versatilidad y comodidad.

Equipado con un potente sistema central siempre conectado, el EX90 puede recibir actualizaciones de software a lo largo del tiempo. Esto impulsado por la inteligencia artificial y la recopilación de datos en tiempo real. De esta manera no solo demuestra la excelencia en ingeniería de Volvo, sino que también posiciona a la compañía como líder en la transformación tecnológica de la industria automotriz.

 

La planta de Carolina del Sur

La planta de fabricación de Volvo Cars en Charleston, inaugurada en el verano de 2018, ha sido fundamental para la producción del EX90 y del sedán S60.

Con una capacidad para ensamblar hasta 150.000 automóviles al año, la fábrica ha experimentado una serie de renovaciones y expansiones en los últimos años. Esto incluyendo mejoras en el taller de carrocería, la planta de pintura y la adición de una línea de producción de baterías de última generación.

Estas inversiones no solo demuestran el compromiso de Volvo con la innovación y la sostenibilidad, sino que también refuerzan su presencia a largo plazo en Carolina del Sur y en Estados Unidos. Así, opera a través de una red de 281 distribuidores en 47 estados desde hace casi 70 años.

 

 

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *